El jamón sabe a umami

Los seres humanos podemos distinguir entre cuatro sabores básicos: amargo, salado, agrio y dulce. A partir de ellos creamos combinaciones, como el agridulce, por ejemplo.

Los que han probado la comida asiática se han visto inundados de nuevos sabores, algunos complicados de describir. ¿A qué sabe la salsa de soja o una sopa de algas marinas?

Kikunae Ikeda, científico nipón aisló en 1908 la molécula responsable del sabor de las algas marinas, el glutamato monosódico. Y a este sabor lo llamó umami (en japonés, sabroso). Ikeda advertía también que, con frecuencia, la existencia de este sabor podía verse eclipsada por otros más fuertes y pasar totalmente desapercibida.

El glutamato se ha utilizado históricamente en numerosas culturas para aumentar la palatabilidad de los alimentos. En Asia en la salsa de soja que mencionábamos antes, en Italia en el queso parmesano y las anchoas. También sabe a umami el Marmite británico y las salsas Lizano y Kewpie de Costa Rica y Japón, respectivamente. Y también nuestro jamón serrano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s