Antenicidio (III): 1994-2004 El Tribunal Supremo obliga a la reversión de la concentración

El TDC dictaminó, según cita la sentencia del TS de 9 de junio de 2000 (anexo), que los acuerdos entre PRISA y el Grupo Godó “vienen a otorgar al primero un derecho de veto sobre las decisiones que se adopten en relación con Unión Radio, o lo que es lo mismo, el control total de dicha entidad”. En el citado dictamen se exponen una serie de hechos que refuerzan la idea de que es el grupo de Polanco quien, a través de Unión Radio controla de una manera directa las estrategias empresariales tanto de Antena 3 Radio como de Cadena SER.

El TDC “propuso al Gobierno que no autorizara la operación de concentración […] porque otorgaba a las empresas notificantes un poder de dominio tal que puede obstaculizar gravemente el mantenimiento de la competencia efectiva en el mercado de la radio; salvo que las citadas empresas accedieran al cumplimiento de determinadas condiciones”, las cuales fueron recogidas en el acuerdo de Consejo de Ministros:

1.- En localidades con un número de emisoras igual o superior a ocho, los notificantes no tendrán conjuntamente más de cuatro emisoras en propiedad o en asociación fuerte.

2.- En localidades con un número inferior a ocho emisoras, los notificantes no tendrán conjuntamente en propiedad o en asociación fuerte más del 50 por 100 de las emisoras de dichas localidades.

3.- En localidades con una sola emisora, los notificantes no tendrán conjuntamente en propiedad o en asociación fuerte dicha emisora en más del 40 por 100 de las localidades de cada Comunidad Autónoma que se encuentren en tal circunstancia.

La sentencia del TS, en su fundamento de derecho decimoquinto, pone de manifiesto la “problemática específica” de los acuerdos de concentración de medios de comunicación, sobre los que el TDC no se pronunció. Éstos, dice el TS, no deben “ser examinados sólo a la luz del artículo 38 de la Constitución”, sino también “desde la perspectiva del artículo 20 del mismo texto”. Además considera al “pluralismo de los medios de comunicación” un “valor en sí mismo, […] esencial para el proceso de formación de la opinión pública y, por tanto, para el correcto funcionamiento de las instituciones democráticas”.

El TS aduce también en la mencionada sentencia, que estas consideraciones están en sintonía tanto con lo recogido en la legislación internacional de nuestro entorno, como en la doctrina constitucional española, y en las que se alega que “las libertades del artículo 20 no son sólo derechos fundamentales de cada ciudadano, sino que significan el reconocimiento y la garantía de una institución política fundamental, que es la opinión pública libre, indisolublemente ligada con el pluralismo político y un requisito del funcionamiento del Estado democrático”.

El TS admite que con los acuerdos entre PRISA y Grupo Godó “no surgieron exactamente ninguna de las situaciones jurídicas” previstas en la letra d) del número 1 de la Disposición Adicional 6ª de la LOT, pues “no se modificaron las titularidades de las concesiones ya otorgadas”. Sin embargo, afirma el TS, “sí se produjo una situación […] análoga a la definida en e), en la que se dispone que una persona física o jurídica nunca podrá participar mayoritariamente en más de una sociedad concesionaria cuando exploten servicios de radiodifusión […] que coincidan sustancialmente en su ámbito de cobertura”. Esta situación de predominio de Unión Radio se daba en municipios como Burgos, A Coruña, Cádiz, Alicante, Barcelona o Madrid, entre otros.

El fallo de la sentencia estima “parcialmente” el recurso interpuesto contra el acuerdo del Consejo de Ministros, el cual el TS lo declara “no conforme a derecho” y por lo tanto, anulado. Además considera “improcedente” la concentración, en virtud del artículo 17 de la Ley 16/1989 de Defensa de la Competencia (LDC) y exige el reversión de la misma.

Dilación en el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo

El TDC, retrasó la ejecución de la sentencia del TS e incluso el Gobierno, e incluso “llegó a preguntar a PRISA de qué forma tenía pensado desinvertir”. De esta forma el TS, en un auto de 16 de noviembre de 2002 por el que se rechaza el recurso de súplica contra el auto de 25 de septiembre de 2002 interpuesto por el Grupo PRISA, en referencia a citado texto, destaca la “necesidad de que aquellos negocios jurídicos [concentración] sean resueltos con toda la urgencia posible”.

Habremos de esperar hasta 2005 para encontrar una respuesta de PRISA sobre este auto. Meses antes del mismo, en marzo de 2002, Unión Radio sustituye la emisión de SinfoRadio Antena 3 por la actual MáximaFM.

Clic para ir directamente a cada una de las entradas:

4 Respuestas a “Antenicidio (III): 1994-2004 El Tribunal Supremo obliga a la reversión de la concentración

  1. Pingback: Antenicidio (y V): J’accuse…! | con pies de gato

  2. Pingback: Antenicidio (IV): 2005-2007 Ley 10/2005. Fin del antenicidio | con pies de gato

  3. Pingback: Antenicidio (II): 1992-1993 PRISA entra en Antena 3 Radio | con pies de gato

  4. Pingback: Antenicidio (I):1992-2007 ¿Qué fue de Antena 3 Radio? | con pies de gato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s