Antenicidio (y V): J’accuse…!

No podemos concluir este estudio sin destacar las connotaciones políticas que emanan del archivo del caso analizado. De esta forma, se observa una complicidad entre PRISA y los sucesivos gobiernos en lo relativo al antenicido. Primero con el acuerdo de Consejo de Ministros, presidido por Felipe González (PSOE), no conforme a derecho  y anulado –que no nulo de pleno derecho, como solicitaba la parte demandante-. Segundo, con la pasividad del gobierno popular de José María Aznar, en la aplicación de la sentencia del TS de 9 de junio de 2000, que obligaba a revertir la concentración. Y finalmente, con la aprobación de la Ley 10/2005 por el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, que amparándose en la necesidad real de un cambio legislativo que adaptara las normas a la realidad tecnológica (sobre todo, en el caso de la televisión), confeccionó una ley a la carta de Jesús de Polanco, ampliamente criticada por el resto de medios, que en la práctica supuso la legalización del antenicidio.

Sin embargo, no podemos desechar la responsabilidad de la justicia, cuya lentitud –injustificable a pesar de la dificultad de este tipo de casos-, supuso la desaparición de facto de Antena3 Radio, corroborada en su conversión, en 2002 (¡dos años después de la sentencia del TS!), en SinfoRadio Antena3.

El fallo del auto del TS donde afirma que “el objeto del procedimiento ha decaído”, no contradice en ningún momento la sentencia del mismo tribunal de 9 de junio de 2000 y en la que se habla claramente de que el antenicidio lesionó la pluralidad informativa, al hacer desaparecer una emisora, que recordemos era la más escuchada del país, y que tras ello alzó a la Cadena SER como líder indiscutible de las ondas españolas hasta hoy.

¿Qué motivos pudo haber en la compra de Antena3 Radio? Al contestar con el argumento del afán de audiencia de la Cadena SER estaríamos considerando un efecto (la audiencia) como una causa.

En los noventa se estaba produciendo un cambio tecnológico en la radiodifusión comparable con el actual  en la televisión –con la TDT- y la prensa escrita –con Internet-. La popularización de la frecuencia modulada (FM), principal forma de emisión de Antena 3 Radio, estaba menguando dramáticamente el uso de la tradicional amplitud modulada (AM), utilizada desde los orígenes de la radio y forma mayoritaria en la que se emitía Cadena SER. Por tanto, parece más adecuado decir que el antenicidio fue la respuesta empresarial a un cambio tecnológico que el gigante PRISA no supo hacer frente. Y claro, una vez que se está en posesión del know-how tecnológico de Antena3 Radio, sus contenidos se transforman en un coste innecesario.

Clic para ir directamente a cada una de las entradas:

3 Respuestas a “Antenicidio (y V): J’accuse…!

  1. Pingback: Antenicidio (IV): 2005-2007 Ley 10/2005. Fin del antenicidio | con pies de gato

  2. Pingback: Antenicidio (II): 1992-1993 PRISA entra en Antena 3 Radio | con pies de gato

  3. Pingback: Antenicidio (I):1992-2007 ¿Qué fue de Antena 3 Radio? | con pies de gato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s